Persianas mosquiteras

Consejos para mantener persianas ¿Estás cansado de ver tus persianas mosquiteras opacas y llenas de polvo? La falta de mantenimiento puede afectar la salud de tu familia causándoles alergias y enfermedades respiratorias, además afea el aspecto del espacio. De allí la importancia de cuidarlas y limpiarlas con regularidad. Para que puedas sacarles el mejor partido y evitar que los insectos se cuelen en tu casa.

Hoy te daremos útiles consejos para mantener persianas mosquiteras y alargar su vida útil.

 

7 claves para mantener persianas mosquiteras

Sin importar que tus mosquiteras sean persianas enrollables, extraíbles o fijas debes asegurarte de hacerles el mantenimiento adecuado para disfrutar de un ambiente sano y agradable en el hogar. Con estos consejos prácticos no tendrás que preocuparte por la suciedad causante de alergias que se acumula en estos elementos.

  1. Lo primero que debes hacer es desmontar la persiana mosquitera de la ventana para que la limpieza sea mucho más sencilla y rápida.
  2. Una vez retires la mosquitera de su sitio colócalas en un lugar plano sobre algunas toallas viejas o paños que puedas lavar luego para que liberen la mayor cantidad de suciedad posible.
  3. La forma correcta de mantener persianas mosquiteras es limpiarlas con agua a presión de alguna manguera o filtro. Cuando las hayas rociado completamente y notes que están bien limpias déjalas secar contra una pared en posición vertical. Secarlas al sol también es una recomendación, no hay riesgo de que se dañe la estructura del mosquitero.
  4. Si no cuentas con una manguera a presión la clave para mantener persianas mosquiteras es limpiándolas con un cepillo de cerdas suaves humedecido en agua caliente y jabón. Así retirarás fácilmente restos de insectos, polvo y grasa, pero evita frotar muy fuerte para no estirar la tela de la rejilla o causar que se separe de su marco.

Seguimos

  1. También puedes ayudarte de un paño húmedo en caso de que la mosquitera no requiera una limpieza tan profunda, solo frota con cuidado la superficie para retirar cantidades grandes de suciedad. Para limpiar las áreas menos accesibles como bordes y esquinas emplea una esponja suave. Te facilitará el trabajo.
  2. Asegúrate de montar nuevamente la persiana en su lugar solo cuando esté completamente seca. Así ayudas a prolongar su tiempo funcional.
  3. Ten en cuenta que si sufres de alergias debes utilizar una mascarilla para limpiar tus persianas mosquiteras y realizar esta tarea con mayor frecuencia para prevenir posibles crisis alérgicas.

Como ves, mantener persianas mosquiteras es más fácil de lo que parece. Estos elementos son imprescindibles, ya que además de estilo le brindan seguridad a las estancias de tu hogar u oficina. Pon en práctica estos consejos y haz que luzcan relucientes.

(0)

A la hora de cuidar tu hogar, el mantenimiento de persianas representa una parte importante que no debes descuidar. Para evitar que su funcionamiento adecuado se vea comprometido, requieren de una limpieza periódica y estar atentos a que su mecanismo no presente averías.

Como elemento decorativo, aislante, de seguridad y ahorro energético, están hechas de aluminio, madera, PVC y pueden ser automáticas o enrollables. Salvo que sean exteriores y estén a una altura considerable, su mantenimiento no es complicado y aquí te enseñamos las claves para hacerlo.

Mantenimiento de persianas en función del material

Antes de abordar la parte mecánica, empecemos por la limpieza. Dependiendo del material de cada tipo de persiana, toma en cuenta lo siguiente:

  • Aluminio. Se recomienda lavarlas cada 3 meses usando agua tibia (no caliente) y jabón neutro. Puedes usar una esponja o un paño de microfibra para quitar la suciedad de las lamas. Sean horizontales o verticales, pasa el trapo en el sentido de las láminas.
  • PVC. Al igual que las anteriores, no requieren una limpieza tan frecuente. Para mantenerlas brillantes puedes usar detergente lavavajillas diluido en agua. Sigue la orientación, aplica por tramos (si es enrollable) y luego utiliza un trapo húmedo.
  • Madera. En este caso, lo más recomendable es atenderlas una vez al mes. Para evitar que se acumule el polvo, utiliza agua y jabón neutro para limpiarlas. Si se ven algo quemadas o maltratadas por la sal, lo ideal es barnizarlas o pintarlas. Este proceso requiere que desmontes la persiana, lijes (grano medio) en caso de imperfecciones y apliques el producto cuidando que la superficie esté limpia y seca.

Cuidado de las partes mecánicas

 

En relación a esta parte del mantenimiento de persianas, los mecanismos son estándar y van a fallar eventualmente debido al desgaste de los componentes. Ya sea que intentes repararlas tú mismo o contrates a un profesional, las partes que requieren más atención son las siguientes:

  • El tambor o cajón. Suele acumular mugre, por lo que se hace necesario abrirlo para poder aspirarlo de forma adecuada.
  • Caja o cajetín de la cinta. Tanto la cinta como la caja son propensas a romperse por el uso y abuso. Es una reparación sencilla que puedes hacer.
  • Motor de enrollamiento. En este caso lo ideal es llamar a un experto para cambiar la pieza o reemplazar la persiana por completo.

Toma nota de estas claves y esperamos que te sirvan para mantener tus persianas como nuevas.

(0)

La limpieza de tu hogar siempre será un aspecto importante si es que te gusta disfrutar de un espacio hermoso y libre de suciedad, pero este tema cobra aún más importancia cuando en tus espacios disfrutas de objetos preciados y valiosos que deben ser tratados con delicadeza, porque estamos conscientes de esto, el día de hoy te explicaremos cómo limpiar persianas de madera, y es que este tipo de persianas requieren de un trato especial para que se mantengan bellas y en perfecto estado.

Limpiar persianas de madera

  1. Este primer paso debes tenerlo en cuenta por lo menos una vez por semana, ya que de esta manera evitarás que la suciedad, bacterias y microbios se instalen en tus persianas de madera, lo que contribuye a arruinarlas, además de generar alergias y enfermedades. Debes tomar un pañuelo suave o un plumero, pasarlo por las persianas cerradas y asegurarte de que estás retirando todos los restos de polvo que se hayan depositado en ese espacio, sin descuidar los de acceso más difícil.
  2. Si al momento de limpiar las persianas de madera te das cuenta que hay una mancha que no sale, lo primero es que con mucha delicadeza, frotes con una toalla de papel sobre esta, si no sale no vayas a frotar con dureza, ya que así podrías dañar la superficie de la persiana. Espera hasta el siguiente paso.

Adicional para tus persianas

  1. Luego de haber retirado todo el polvo, usa un nuevo pañuelo que esté totalmente limpio, no deje pelusas y sea de textura suave, en este aplicarás el producto para limpiar persianas de madera que sea de tu preferencia. Es importante que nunca apliques la mezcla directamente en la persiana, siempre debe ser sobre el trapo, restregarlo un poco en el pañuelo y luego aplicarlo. Sobre la mancha del paso anterior deberás dejar colocado el pañuelo con la mezcla unos minutos y luego frotar suavemente y verás cómo desaparece.
  2. Es importante que luego de limpiar las persianas cerradas, vayas pliegue por pliegue de esta, y es que es la única manera de saber que tu limpieza es profunda y eficaz.
  3. Nunca uses agua, paños húmedos, desinfectantes o productos comunes para limpiar persianas de madera, además es esencial que tengas en cuenta las instrucciones otorgadas por el vendedor para que tengas en cuenta cualquier especificación.

Limpiar persianas de madera es un proceso sencillo, pero en el que debes cuidar tanto cada paso como los productos para alargar la vida útil y evitar manchar la madera.

(Commenting: OFF)